Mis infaltables: protector solar Heliocare gel 50 SPF

¡Sígueme en Bloglovin!

review Heliocare gel SPF 50De todos mis cosméticos, el protector solar Heliocare gel 50 SPF es el que llevo usando más años, desde los 23 o así (hace algún tiempo de eso), y probablemente continúe usándolo, aunque últimamente también me interesen otras opciones.

Heliocare sunscreen

Protector solar Heliocare gel 50 SPF

En una compra anterior me traje a casa este tubo grande de 200ml, en lugar de mi envase habitual de 50ml, sintiéndome por ello muy lista y ahorradora. En realidad, esto puede no ser lo mejor si usas este producto sólo en el rostro como yo, y no todos los días: hay que tener en cuenta que los protectores solares una vez abiertos hay que acabarlos en un año, porque pierden efectividad, pero esto lo supe mucho después de abrir el tubo; el fabricante indica que debe usarse dentro de los nueve meses de abierto.

Y sí, sé que en general los fabricantes ponen a sus productos una vida útil más corta de la que es, pero en esto prefiero no arriesgarme. Así que al final acabé usándolo en cara, cuello, escote y brazos, para terminarlo lo antes posible.

El tubo grande puede valer para compartir con la familia en verano, o para usar en cuerpo y cara, ya que cunde bastante aun aplicándolo en cantidad, como se recomienda. Yo de cuello para abajo, normalmente uso cualquier producto que ofrezca una protección adecuada (en general, menos del factor 30 para mí es poco mejor que ir por ahí en cueros) y esté mejor de precio el día que vaya a comprar: la leche solar para niños del Mercadona (FPS 50, con filtros químicos y físicos entre los primeros ingredientes) me vale perfectamente.

La aplicación:

Heliocare identifica este protector solar como gel, pero es más bien como una crema ligera, por lo que si eres grasosa como yo, te sacará brillos, aunque – en mi experiencia, ojo – granitos no. Que no es poco: mi piel, que para otras cosas aguanta bastante bien lo que le eche, en ese tema es insoportablemente exquisita, y ante cualquier cosa que no le guste, como poros bloqueados o debilitamiento del manto ácido, me arma una pataleta acneica.

Ya solo por esto dejé de plantearme probar otro bloqueador para el rostro, ni siquiera por cultura general, ya que no me apetecía experimentar con esto. Volviendo al tema, en este tramo de mi vida lo de los brillos no me parece un punto en contra, como cuando era joven y (aún más) grasosa, y el bloqueador era un mal necesario; lo solucionaba tirando de papel anti-brillos, aunque como sabéis esto no es ideal, ya que al usarlo se lleva algo de la protección. Ahora empiezo a apreciar los beneficios de la hidratación, sobre todo en los meses más fríos.

El olor es bueno, sin ser agobiante, y de cualquier modo se va bastante rápido.

La crema en sí se absorbe fácilmente y no se siente pegajosa, simplemente hidratada, aunque en verano sí la siento más pegajosilla. Tampoco deja cara de maiko – si eres de piel morena, o simplemente no te va ese aspecto blanquecino que dejan muchas pantallas, ésta es bastante confiable en ese sentido, aún usando bastante cantidad.

Ojito, sin embargo, ya que por advertencias de otras usuarias he sabido que, si tienes pensado hacerte fotos con flash, ahí sí que se notará, como pasa con todos los productos formulados con óxido de zinc o dióxido de titanio (éste tiene ambos). En mi caso, no he llegado a notar esto, más que nada porque detesto posar para fotos. En cuanto empieza el tonteo con las camaritas y los selfies, es mi señal para hacer mutis por el foro.

Protección:

He aquí el punto débil de esta reseña: sinceramente, no tengo ni idea, a pesar de haber usado este producto diligentemente durante años.

Aunque he vivido siempre en climas cálidos, no soy muy dada a asolearme ni suelo practicar actividades al aire libre. Sé que la fórmula contiene filtros avalados por revisión científica, así que me fío de que hace lo que se supone que debe hacer, pero aun así, es bastante raro que me ponga en una situación de tener que confiar únicamente en mi pantalla solar.

Sí puedo decir lo siguiente: no recuerdo que en toda mi vida adulta se me pusiera la cara roja o tostada por el sol. Ahora que voy más cerca de los 40 que de los 30, me alegra haberme tomado en serio la protección, porque se nota: mi hermano, unos años menor que yo, poco aficionado a los potingues pero sí al deporte y el aire libre, tiene arrugas en la frente y líneas en el contorno de ojos desde hace años. Yo en el contorno de ojos aún no tengo nada (¡viva!); en la frente empiezan a notarse algunas líneas tenues (pfff), que por ahora logro espantar con hidratación.

Y ya que estamos: si llevas tiempo intentando sin éxito que tu santo, tu hijo, u otro varón retrosexual en tu entorno use protector solar, puede que encuentres menos resistencia con éste, que es agradable de usar y no deja rastro blancuzco en la piel, los muebles o los asientos del coche (razón por la cual a los míos no les gusta la leche solar baratera del súper, los muy exquisitos); el envase tampoco anuncia a gritos “Sí, uso cosméticos de mujer ¿y qué?!”* desde el bolso del gym; bueno, la fragancia sí un poco, aunque como ya dije, es bastante inofensiva y se va rápido.

*Y sí, yo también pienso que es una idiotez desfasada eso de ponerle género a objetos inanimados. En fin…

¿Volvería a comprarlo? Para el invierno, sí, sin duda. Para la próxima primavera-verano, tengo el ojo puesto en algunas otras marcas que he ido descubriendo, aunque por si acaso tendré el tubo de siempre a mano.

Puntuación: 4.5 puntos.

1 punto: ¡No! Nunca más, ni aunque me lo regalasen, o me pagasen para usarlo.

2 puntos: Dejé de usarlo tras el período de prueba y es muy improbable que lo compre otra vez. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí personalmente no me sirve en absoluto.

3 puntos: Ni frío ni calor. Terminaré el envase que compré, pero dudo que repita. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí no me ha servido de mucho.

4 puntos: Me gusta. Está bastante bien y cumple su función. Es posible que repita, si no encuentro algo que me guste más.

5 puntos: ¡Lo adoro! Cumple su función de maravilla, es un placer usarlo, y se ha ganado su sitio en mi rutina de belleza.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¡Gracias por comentar!