Reseña: máscara Volume Colourist de Rimmel London

mascara Rimmel Volume Colourist

Máscara Volume Colourist de Rimmel London

Mamá Nessie strikes again: hace varias semanas me pilló esta máscara Volume Colourist de Rimmel London.

No sé si ella lo sabría (lo dudo, ya que mi madre no es dada a leer revistas o blogs de belleza, ni suele prestar atención a los anuncios; lo más seguro es que la eligió porque es una de sus marcas preferidas y por el envase tan chulo), pero el fabricante anuncia que ésta máscara tinta las pestañas con el uso continuado ¿será verdad?

Según la descripción proporcionada en la web de la marca, tras dos semanas de usar la máscara Volume Colourist de Rimmel London tendría unas pestañas tintadas, aún sin llevar máscara, aunque el pigmento se desvanece gradualmente al dejar de usar el producto.

Esto me da curiosidad: mis pestañas son oscuras, pero también son cortas y poco tupidas… ¿quizá un pigmentado semipermanente* haga que parezcan algo más vistosas?

*Y antes de que alguien lo diga, no, jamás me atrevería con un tintado de pestañas de verdad: me da igual lo experta que diga ser la esthéticienne, la idea me espanta, y eso que mis ojos ni siquiera son sensibleros. Más que la idea de tener pestañazas, me gusta mi vista, escasa y todo, y me gustan mis rituales de aplicación de mis pinturas de guerra.

mascara Rimmel Volume Colourist

El envase no trae la lista INCI, pero si queréis verla se puede consultar en la ficha de producto de la web de Rimmel London UK.

mascara Rimmel London Volume Colourist

El goupillon es bastante grande, poco mas de 3cm, así que algunas les puede resultar algo incómodo de usar, pero a mí me encanta: es bastante tupido, separa, cubre y peina bien las pestañas.

Siendo sincera, no tenía mucha fe en esta declaración, por lo que de entrada no esperaba que la cumpliese. De todos modos, yo a las máscaras lo que les pido es que no me hagan grumos, ni apelmacen, ni me hagan ojos de panda, ya que lo de hacerme unos pestañones de ensueño lo dejo por imposible. Además, tampoco me aplico este producto todos los días, y en principio, sólo pueden verse resultados tras no menos de dos semanas de uso continuado.

Esta mascara cumple bien con mis exigencias principales: es bastante fluida y cubre uniformemente sin crear grumos, incluso tras casi dos meses de uso, si bien no da mucho volumen; personalmente tampoco lo quiero, ya que me pasa con muchas mascaras de tipo “volumizer” que tienden a crearme esos pegotes con aspecto de patitas de araña rotas, cosa que odio. En cuanto a alargar, lo hace bastante bien, todo lo que es posible hacer con mis cutres pestañitas. En este sentido le doy el aprobado con creces.

Ozzy Osbourne @ Citibank Hall

Ozzy, Príncipe de la Oscuridad y Patriarca del Guyliner. Foto de www.focka.com.br | Daniel Zappe, vía Flickr.

Normalmente desde que me pongo esta mascara por la mañana hasta que vuelvo a mi casa, no veo que se me difumine en los párpados o en las esquinas de los ojos, pero sí me ha pasado en un par de días especialmente largos que se me acumuló un poco bajo los ojos… nada en plan Ozzy Osbourne (retiré los borroncillos fácilmente y a otra cosa), pero me quedó algo de desconfianza desde entonces; por si acaso, creo que no la escogería para usar en verano.

Bueno ¿y el tintado de pestañas qué? os estaréis preguntando…

Tras varias semanas de haber estado usando este producto (no todos los días como ya comenté), encuentro que sí, que es verdad que las pestañas están un poco más oscuras. Esto lo noto sobre todo en las puntas, que siempre están un poco más desvaídas, y ahora están parejas con las raíces.

Es decir, si es verdad que pigmenta las pestañas con el uso, pero no penséis que esto hace que se vean más largas y voluminosas o nada de eso… sin mascara, siguen pareciendo unas pestañitas de pena, si bien algo más oscuras, lo cual está bien… como comenté antes, tampoco esperaba yo mucho más en este sentido, así que me doy por satisfecha.

Probablemente esta mascara tendría mucho más impacto para alguien con las pestañas muy claras o rubias que quiera oscurecerlas… aunque de ser así, pienso que tendría mas sentido que la ofrecieran también en color marrón, más adecuado a esos tonos; tanto en la web española como en la de RU pone que este producto sólo se encuentra disponible en negro (o incluso Extreme Black, aunque sólo en la web UK), lo cual en la mayoría de casos sólo nos funciona a las morenas. En fin, como mis pestañas ya vienen oscuras de serie, me ha gustado que me uniformara el color, y que cumpliera con todo lo que le pido sin darme grandes problemas.

¿Me compraría esta mascara en otra ocasión? Bueeeno… en general me ha gustado y la tendré muy en cuenta para alguna futura compra, pero lo cierto es que no soy nada fiel a las máscaras de pestañas, y aunque de vez en cuando repito con alguna favorita del pasado, es raro que use la misma por mucho tiempo. Ésta de momento me la apunto en la lista de candidatas comprobadas que posiblemente usaría de nuevo.

Sé que es mucho pedir, pero me gustaría encontrar una máscara que me transformara las pestañas hasta el punto de hacerme decir ¡uah! y hasta ahora no he encontrado ninguna con la que me quiera casar… la máscara Volume Colourist de Rimmel London tampoco lo es, aunque como os digo, me ha parecido un buen producto, así que le doy un 3.95 en mi clasificación; aunque me gusta, no le doy los cuatro puntos completos por lo de los borrones, que me ponen un poco en guardia, y me hacen este producto impensable para los largos meses de calor desmandado en mi localidad.

1 punto: ¡No! Nunca más, ni aunque me lo regalasen, o me pagasen para usarlo.

2 puntos: Dejé de usarlo tras el período de prueba y es muy improbable que lo compre otra vez. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí personalmente no me sirve en absoluto.

3 puntos: Ni frío ni calor. Terminaré el envase que compré, pero dudo que repita. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí no me ha servido de mucho.

4 puntos: Me gusta. Está bastante bien y cumple su función. Es posible que repita, si no encuentro algo que me guste más.

5 puntos: ¡Lo adoro! Cumple su función de maravilla, es un placer usarlo, y se ha ganado su sitio en mi rutina de belleza.

Aviso de descargo: tal como indiqué al principio, recibí este producto como un regalo personal de mi entorno, en lugar de comprarlo como suelo hacer; en cualquier caso, no hay intervención de la marca o punto de venta.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Leave a Reply

2 Comments on "Reseña: máscara Volume Colourist de Rimmel London"

¡Gracias por comentar!

Sort by:   newest | oldest | most voted
Diana entrebrochasypaletas
Guest

¡Anda! pues resulta que al leerte me doy cuenta de que a mi también me dejaba más oscuras las pestañas pero no había caído en las promesas que hace. La usé sin más a lo loco. Y me pasa igual, con máscaras me cuesta repetir porque me puede el ir picoteando para probar.

¡Un besote!

wpDiscuz