Protección solar en juniagosto: pantalla solar Sun Med y stick labial Piz Buin

Pantalla solar Sun Med y stick labial Piz Buin

Pantalla solar Sun Med y stick labial Piz Buin

¡Y volvemos a la carga! Mira que a mí me gusta el calor, por algo vivo donde vivo, pero entre las temperaturas desatadas y otras circunstancias que se me han echado encima, me he quedado en servicios mínimos… en fin, en mi review de retorno al blog viene, como no, con factor de protección solar a tope.

La leche solar FPS 50 que veis es del Mercadona, de su nueva línea solar: como necesitaba pantalla, el precio era económico, unos 6 o 7€ si no recuerdo mal, y me hizo gracia el diseño simple del envase (admito que soy algo tontucia con estas cosas), se vino conmigo a casa un día que pasé por el súper. El stick labial FPS 30 es de Piz Buin, y desde que lo pillé se ha hecho fijo en mi bolso, no salgo sin él.

Aviso a navegantes

Ya que estoy, debo confesar que para evaluar el desempeño de cualquier pantalla solar tengo dos “desventajas” importantes, y conviene que las tengáis en cuenta para esta reseña: que soy bastante antisol y antiplaya (que me queda como a unos 45 min. de mi casa, de modo que lo mío es en serio).

Soy un bicho raro, lo sé. Alguna vez voy a algún plan de piscina si mi gente hace algo y me invita, pero nunca por decisión propia. Mi plan ideal de verano es quedarme feliz y tranquila en mi casita, de vez en cuando pasar un buen rato en una terraza (mi actividad preferida al aire libre), y esperar a la temporada baja para ir a algún destino urbano, que es lo que me gusta de verdad.

Leche solar FPS 50 Sun Med Dalli

Leche solar FPS 50 Sun Med

Leche solar Sun Med FPS 50

En general, y aunque sé que tiene sus detractores, a mí me ha ido bastante bien con los protectores de Mercadona que he usado, pero debo decir también que ésta y otras pantallas de la marca del súper que he comprado anteriormente las destino principalmente para uso urbano, no para ir a nadar, hacer deporte o senderismo, ni nada que requiera exposición prolongada o actividades al sol.

En cuanto al producto en sí, es hecho para el súper por la empresa alemana Dalli bajo su marca Sun Med, es decir, hecho en la UE y por lo tanto no ensayado (actualmente) en animales. Esta gama creo que también la tienen disponible con FPS 20 y 30, además de otros productos elaborados para la línea solar del súper por otras empresas.

Por otra parte, aunque lo he dicho ya en alguna entrada anterior, vuelvo a decirlo (sé que soy pesada, pero es que mi piel es más bien clara, vivo donde vive el sol, y si puedo ahorrarme un melanoma, lo prefiero… por no mencionar ese aspecto elefantuno de la piel típico de los guiris de cierta edad en Benidorm): ésta pantalla solar de FPS 50 la elegí más por hábito arraigado que por otra cosa, pero tampoco creáis que por usar un factor 50 estáis necesariamente más protegidas que usando un factor de protección solar más bajo. Con una buena pantalla de factor 30 usada correctamente bastará.

En realidad lo que ofrece un factor 50 es un poco más de tiempo de protección frente a la radiación solar que si os aplicáis un factor 30… siempre que os apliquéis bastante pantalla por todas las superficies expuestas, y volváis a aplicar tras unas horas. Nada menos que Caroline Hirons, cardenal del cosmetolicismo, ha dicho en alguna ocasión que prefiere usar un FPS 30 y evitar una falsa sensación de seguridad, ésa que hace que descuidemos un poco más la aplicación adecuada.

El producto

El olor es leve y agradable… huele a crema sin género definido, sin más, de modo que puede valer para uso familiar. La textura es fluida, se extiende bien, y aunque se siente pegajosa al aplicar, a mí que estoy acostumbrada al uso de pantalla, la encuentro cómoda de usar y reaplicar; la sensación pegajosa desaparece rápido.

Aunque al principio parece bastante blanca, al extenderla bien no deja demasiado velo blancuzco, aunque noto que con el uso continuado sí va dejando manchas en superficies, como mi bolso de diario: ahora que está aquí el tiempo de manga corta, se va notando la marca de mi brazo embadurnado… y por supuesto, impensable vestirse de negro si usas este producto (aunque con estos calores ¿quien tiene ganas?).

Leche solar FPS 50 Sun Med Dalli

Aqua, Octocrylene, Alcohol, C12-15 Alkyl Benzoate, Glycerin, Butyl Methoxydibenzoylmethane, Ethylhexyl Salicylate, Titanium Dioxide (Nano), Propylheptyl Caprylate, VP/Hexadecene Copolymer, Butyrospermum Parkii Butter, Silica, Panthenol, Parfum, Tocopheryl Acetate, Diethylhexyl Butamido Triazone, Acrylates/C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer, Ethylhexylglycerin, Acrylates Copolymer, Carbomer, Sodium Hydroxide, Bis-Ethylhexyoxyphenol Methoxyphenyl Triazine, Xanthan Gum, Dimethicone, Disodium EDTA, Linalool, Benzyl Alcohol, Limonene, Benzyl Salicylate, Eugenol, Citronellol, Coumarin, Geraniol, Tocopherol. Ver análisis en CosDNA.

¿Es resistente al agua como indica el envase? Pues sí es bastante resistente al agua, es más, diría que hasta terca: noto que me cuesta algo retirar la pantalla al final del día en la ducha; si no es con un pelín de aceite, no se va así sin más.

También suelo lavarme las manos varias veces al día, y veo que quedan rastros tras el primer lavado, así que supongo que resistirá razonablemente un chapuzón sin jabón. De cualquier manera, ya sabéis que tras nadar o sudar mucho hay que reaplicar sin falta, sea la marca de pantalla que sea.

¿Protege de la radiación solar? De nuevo, no tengo manera de comprobarlo; a pesar de todos mis esfuerzos por escaquearme de la radiación, siempre me pongo pelín morena en cuanto empieza a apretar el sol y llevo manga corta, y eso es justo lo que ha ocurrido en lo que va de “primaverano”; por lo demás, me va bastante bien para mis idas y venidas habituales por carretera, y para cualquier salida o terraceo que no implique muchas horas de sol.

¿Repetiría? Posiblemente, más que nada porque es una opción fácil de encontrar, además de económica para tener a mano y aplicar generosamente, que es como se tiene que aplicar la pantalla para que cumpla con su trabajo. Por otro lado, la desaconsejo a quien le moleste la más mínima sensación de pegajosidad en la piel. Yo en mi caso le doy 4 puntos*: no es un producto que me entusiasme, y probablemente siga probando otros, pero es bastante correcto y me está resultando útil.

*Nota: tras usar la versión de esta leche solar para piel sensible de la misma línea, opino que es mejor que ésta versión; por lo tanto, cambio mi primera puntuación, y le doy a este producto 3.5 puntos.

Protector labial Piz Buin

Protector labial Piz Buin FPS 30

Piz Buin Moisturising Sun Lipstick SPF 30

Hace unos meses pillé un protector solar para los labios de Mercadona, pero aunque lo uso con alguna frecuencia, es impensable usarlo sólo cómo no sea para un disfraz de zombie, ya que deja un horrible encalado blanco en los labios; de hecho, como más me gusta usarlo es debajo de algún pintalabios subido de tono, para restarle intensidad.

Lo que quería realmente era un protector solar para los labios que pudiera usar con o sin pintalabios, reaplicar todas las veces que haga falta durante el día, etc. Así que al ver éste de Piz Buin no me lo pensé dos veces.

Piz Buin Moisturizing Sun Stick

Hydrogenated Polyisobutene, Synthetic wax, Polyisobutene, Polyglyceryl-3 Diisostearate, Octocrylene, Ethylhexyl Salicylate, Caprylic/Capric Triglyceride, Butyl Methoxydibenzoylmethane, Disteardimonium Hectorite, Tocopheryl Acetate, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Maltodextrin, Alcohol, Aqua, Bis-Ethylhexyoxyphenol Methoxyphenyl Triazine, Vanillin, Hydrated Silica, Citric Acid, Tocopherol. Ver análisis en CosDNA.

La marca en su página web hace mucho hincapié en la inclusión de aloe vera en la fórmula del stick… en realidad aparece ya bien entrada la segunda mitad de la lista INCI, pero bueno, el stick sí que se siente emoliente, una sensación que a mí me agrada y me sienta bien, pero no lo recomiendo si sois de esas personas que no soporta la sensación de llevar “algo” en los labios.

No deja rastros de color blanco, o sea que se puede aplicar generosamente y reaplicar cuantas veces sea necesario, algo que como ya dije es fundamental para que cualquier producto de cuidado solar haga lo que dice que hace. Tiene también un ligero aroma como de coco o vainilla, tan leve que no me di cuenta hasta hace una semana o así al ir a ponérmelo.

¿Repetiría? Muy probablemente: cumple con todo lo que le pido por un precio discreto (unos 4.50€), y sin darme ningún problema en las semanas que llevo usándolo, por lo que le doy 4.5 puntos sobre 5.

1 punto: ¡No! Nunca más, ni aunque me lo regalasen, o me pagasen para usarlo.


2 puntos: Dejé de usarlo tras el período de prueba y es muy improbable que lo compre otra vez. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí personalmente no me sirve en absoluto.


3 puntos: Ni frío ni calor. Terminaré el envase que compré, pero dudo que repita. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí no me ha servido de mucho.


4 puntos: Me gusta. Está bastante bien y cumple su función. Es posible que repita, si no encuentro algo que me guste más.


5 puntos: ¡Lo adoro! Cumple su función de maravilla, es un placer usarlo, y se ha ganado su sitio en mi rutina de belleza.

 

 

 

 

Panna cotta con gelatina de nectarinas

Bonus track para un viernes

Para celebrar que recupero algo de tiempo libre, y encima me regalaron una caja entera de nectarinas y paraguayos no hace mucho, unos días atrás preparé una recetilla fresquita, pero con un toque cremoso y no demasiado dulce: panna cotta con gelatina de nectarinas. Toda la familia dio su aprobación, desde mi sobri de 5 años adoratriz de las chuches, hasta mis parientes que no son muy de postres.

La receta se hace bastante rápido, no requiere mucho rato de fogón (horror) y es estupenda para combatir el calor; además, quien dice nectarina dice también la fruta de temporada que más le guste y esté a mano. La receta, a continuación, o también podéis pinchar aquí para descargar la receta en PDF.

Panna cotta con gelatina de nectarinas

Ingredientes

Gelatina de fruta:
250 g de nectarinas troceadas (3 o 4 piezas)
30 g de azúcar
5 g de gelatina sin sabor en láminas (1 hoja y 1/2)
Una cucharada o dos de zumo de naranja (opcional)

Panna cotta:
250 ml de nata (35%)
35 g de azúcar
1 cda de leche condensada (opcional)
1 cda de extracto o aroma de vainilla
5 gr (lámina y 1/2) de gelatina sin sabor

Preparación:

Primero hacemos la gelatina de fruta: ponemos a hidratar las láminas de gelatina en agua. A continuación hacemos puré los trozos de nectarina y agregamos el azúcar y chorrito de zumo de naranja, si queremos que quede más fluida la mezcla.

Agregamos la gelatina hidratada (le damos primero un estrujón para escurrirle el exceso de agua); volvemos a meterle la batidora de mano, procurando que el puré de fruta quede perfectamente licuado (me pasó la primera vez que lo hice que se me quedaron algunos tropezones de gelatina en el puré, una sensación bastante desagradable en un postre tan cremoso y suave).

Vertemos la mezcla de nectarina en recipientes o vasitos transparentes y las colocamos inclinadas en el congelador; yo usé un trapo de cocina limpio para mantenerlas en su sitio durante el enfriado. Ojo a la palabra: enfriado, es decir, dejamos la mezcla unos 30-35min. hasta que adquiera una textura firme, pero cuidando de que no llegue a congelarse. Si vemos que esto empieza a ocurrir, la pasamos a la nevera.

Seguimos con la panna cotta: ponemos a hidratar las láminas de gelatina en agua. Calentamos la nata a fuego medio durante unos 10 minutos, removiendo bien pero sin dejar que llegue a hervir en ningún momento. Agregamos la leche condensada (mis disculpas por este invento a cualquier italiano que esté leyendo esto), el azúcar y la vainilla; removemos durante un minuto.

Retiramos rápido la nata del fuego y le agregamos la gelatina, removiendo muy bien hasta que se disuelva completamente, de modo que no quede el más mínimo y molesto rastro de gelatina sólida.

Dejamos que se enfríe unos minutos, y transcurrido este tiempo, vertemos la nata en los vasos con la gelatina de fruta. Guardamos en el frigorífico durante al menos una hora antes de servir. Para adornar, cortamos gajos de fruta (en este caso de paraguayo, que al ser más achatado quedaba más mono) y una hojita de hierbabuena.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Leave a Reply

4 Comments on "Protección solar en juniagosto: pantalla solar Sun Med y stick labial Piz Buin"

¡Gracias por comentar!

Sort by:   newest | oldest | most voted