Review-bambú: brochas Ecotools y gel de bambú de TONYMOLY

brochas Ecotools y gel bambú TONYMOLY

Brochas Ecotools y gel de bambú de TonyMoly

Hace tiempo que le tenía el ojo puesto a estas brochas de Ecotools, y al fin son mías… no queda mucho más por decir de esta marca, que ya se ha dejado ver bastante por blogs y redes, y con razón: son buenas, bonitas y baratas, además de ser todo lo eco-friendly que puede ser un producto de consumo.

En cuanto al gel de bambú de TONYMOLY, lo compré tras un desafortunado incidente con una mascarilla hecha en casa (aprended de mis errores, y dejad estas cosas a la gente que sí sabe lo que hace); gasté lo último que me quedaba de gel de áloe vera para ponerme en la cara, y conociéndome, es sólo cuestión de tiempo antes de necesitar más, así que al día siguiente salí a buscarle reemplazo.

Total, que tuve en la mano el gel de áloe de la misma marca, del cual he oído buenas opiniones, pero al ver el gel de bambú cambié de idea: hace mucho que tenía ganas de probar algo así, ya que por lo poco que he podido leer por ahí [fuente, fuente], además de ser una fuente de materia prima fácilmente renovable, el agua de bambú y el extracto (principalmente éste último) están considerados un buen agente hidratante y antiinflamatorio, y una fuente respetable de flavonoides antioxidantes, minerales y nutrientes beneficiosos para la piel.

Al parecer, también puede ser útil para apoyar la función protectora de otros productos frente a la radiación UV (ante esto, conviene decir que yo no me fiaría de este ingrediente por sí solo para ese fin, por si acaso), y para ayudar a reducir la pigmentación o manchas. Todo esto es por supuesto muy bonito, pero si os digo la verdad, en el momento de la compra fue mi vena prueba-potis y risillas la que me hizo picar con este gel.

Brocha Ecotools bronzer

Brocha facial Ecotools “domed bronzer”

Brochas Ecotools para rostro y ojos

Esta brocha grande en principio es para aplicar bronzer, según indica la marca, pero yo no uso ese producto y no la utilizo para eso, sino para aplicar base mineral, así que le he estado dando mucha caña durante todo este verano, que no uso otra cosa que maquillaje en polvo suelto.

Esta brocha “domed bronzer” la compré para sustituir la horrenda y rasposa brocha kabuki que venía usando (lástima que se le haya borrado la marca tras siglos de uso, y ya no recuerdo donde la compré, para evitarla en lo sucesivo). Esta me gusta bastante más, ya que para empezar, tiene todo lo que le pido a una brocha: pelo suave y denso que recoge y reparte bien el producto, es fácil de lavar, la construcción es sólida y creo que me durará bastante…

… pero ojo, también advierto que pillarle el truco a una buena aplicación con esta brocha no me vino a la primera. Tras unos días pensando “creo que me equivoqué con esta compra”, di con la técnica correcta de uso, es decir, recoger el producto (sin exagerar) y repartir por el rostro a toques y no a brochazos. Usada de este modo, es perfecta para una aplicación ligera y natural.

Por último, como se ve en la imagen, esta brocha viene presentada en una bolsita reutilizable muy mona, como varios de los productos de esta marca; aunque la mía ya no la tengo, porque se la di a mi madre para guardar las gafas (a ver si así ya no las pierde).

Review brochas Ecotools

Brochas Ecotools Ultimate Shade Duo

 

Con estas dos brochas para ojos, que me vinieron en el set Ultimate Shade Duo para sombras en polvo o crema, estoy muy contenta, esto sí que fue sacarlas, lavarlas, y una vez secas sombra aquí, sombra allá… son una gozada, sea para aplicar pigmentos sueltos (mis favoritos) o sombras compactas… hasta las más tizosas y poco pigmentadas [coj, coj, Essence] van mejor aplicadas con estas brochas tupidas y suaves.

Brocha 1 “full shadow”

Yo tengo los ojos grandes, y este tamaño a mí me viene de perlas, es una delicia aplicar sombras con este brochón… y quizás a alguien con párpados más pequeños la encuentre más incómoda y trasto, así que lo aviso.

Brocha 2 “precision blending”

También me tiene encantada desde el primer momento: la marca indica que es para sombrear y difuminar la línea de las pestañas y la esquina exterior del ojo, y funciona fenomenal para eso; los sombreados y ahumados quedan muy bonitos.

Mi puntuación para estas brochas de Ecotools: 5 puntos. Aunque no llevo mucho tiempo usándolas (apenas un mes las brochas de ojos, y unos dos meses la brocha facial), lo cierto es que aún no les he podido sacar un solo defecto, y anticipo darles uso frecuente durante mucho tiempo.

TONYMOLY Bamboo Cool Water Soothing Gel 99%

TONYMOLY Bamboo Cool Water Soothing Gel 99%

TONYMOLY Bamboo Cool Water Soothing Gel 99%

A mí TonyMoly no es una marca que me atraiga mucho, ya que en conjunto me da la impresión de currarse más el envase que el contenido en sí; es más, las veces que he comprado cosas de esta marca ha sido para regalar a amigas y familiares, por lo gracioso del packaging… y lo cierto es que el de éste me pareció un tanto curioso.

TONYMOLY Bamboo Cool Water Soothing Gel 99%

300ml de bambú, no está mal… mi mano es pequeña, pero aún así, si alguien no se conforma con esto, yo ya no sé…

Aprovechando que estoy en mi blog, tengo que dejar salir por un momento a la tineiyer tontucia que llevo dentro, y confesaros que este diseño hace que me venga una sonrisilla… al ver la caña ésta, lo primero que me vino a la cabeza es que tiene un parecido más que razonable a un consolador de esos raritos para gente algo ídem.

Me cuesta creer que los creativos a cargo del diseño no lo hicieron aposta, o por lo menos se echaron unas risas al verlo acabado… tentada estoy de pillarle uno a la próxima cumpleañera de mi círculo y dárselo sin decirle nada, a ver si tiene la misma idea que yo (cosa que tratándose de mi gente es muy probable).

Bien, basta de jajá-jijí-jojó… ¿que tal es este gel?

Pienso que, si bien no es algo imprescindible, sí resulta bastante aprovechable en verano, yo por lo menos le estoy dando más uso de lo que creí al principio, en rostro y cuerpo: es muy ligero y agradable, aunque por sí solo aporta muy poca hidratación; normal, que esto es agua-gel, y poco más…

De hecho, a mí me parece esto como un tónico pero en gel… tiene una consistencia bastante fluida, y si no os pasáis aplicando (hay que usar muy poco, sobre todo si lo aplicáis en el rostro como yo), no deja sensación pegajosa ni un perfume muy penetrante; tiene fragancia (que vale para ella o para él), pero es leve y se va enseguida.

Ojo, si aplicáis mucho gel, sí se nota que deja como un ligero rastro… cosa que igual no os va bien, o igual sí… me explico: normalmente no soy muy fan de esa sensación de “algo” sobre la piel, pero resulta que va bien para “sellar” sérums acuosos sin sentirse agobiante.

Esto lo descubrí hace poco poniendo a prueba el ácido hialurónico de The Ordinary, el cual normalmente es preciso sellar con una crema… pero es que en días de canícula atroz, en los que hasta la crema más liviana es intolerable, lo único que soy capaz de soportar sobre mi piel grasa de verano es este gel, que a pesar de ser tan acuoso, aplicando un poco más funciona inesperadamente bien como “película” hidratante, pero sin molestar.

Es más, aunque aún es muy pronto para decirlo de manera concluyente (porque esto lo vengo haciendo desde hace una semana o así), empleado de esta manera parece potenciar el efecto del sérum de AH, o incluso potenciarse mutuamente ambos, dejando la piel más elástica e hidratada sin aportar pesadez. Naturalmente, esto sólo lo veo para climas muy cálidos y pieles grasas/mixtas como la mía… entrado el otoño, probablemente cambie la cosa y tendré que modificar esta rutina, pero por los momentos me está yendo muy bien.

TONYMOLY Bamboo Cool Water Soothing Gel 99%

??? Como curiosidad, os cuento que tiempo puse “aprender coreano” en mi interminable lista de metas, aunque sólo sea para enterarme mejor de estas cosas…

Por otra parte también va bien empleado solo, aunque usado así el efecto hidratante es “hola y adiós”… lo cual no me importa demasiado, para hidratar en serio uso otras cosas. Muchas veces me lo aplico en cara, cuello, escote y brazos por gusto, para refrescar sin temor a brillos, posibles granitos o manos demasiado pegajosas o resbalosas para realizar cualquier tarea. También me gusta mucho para las piernas cansadas, previo paso por el frigorífico: es estupendo para aplicar después del gym, o tras un día de mucho caminar o estar de pie.

Por sacarle un defecto, una cosa que no me hace demasiada gracia es que no trae una etiqueta con la lista de ingredientes en español o inglés… buscando buscando, di con la lista INCI en CosDNA, y tras husmear un poco más en internet, vi en páginas como Beauteque y Blueberry Cosmetics que esa lista de ingredientes parece estar correcta/completa… en cualquier caso, mal por parte de la empresa distribuidora de este producto over here.

¿Volvería a comprar el gel de bambú de TonyMoly?

Sí, es muy posible; me ha gustado, y le he encontrado más usos de los que me pensaba (¡no os riáis!); como dije antes, no lo veo imprescindible, pero sí una buena opción para tener a mano en verano o como complemento a otros productos; le doy 4 puntos de 5.

1 punto: ¡No! Nunca más, ni aunque me lo regalasen, o me pagasen para usarlo.

2 puntos: Dejé de usarlo tras el período de prueba y es muy improbable que lo compre otra vez. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí personalmente no me sirve en absoluto.

3 puntos: Ni frío ni calor. Terminaré el envase que compré, pero dudo que repita. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí no me ha servido de mucho.

4 puntos: Me gusta. Está bastante bien y cumple su función. Es posible que repita, si no encuentro algo que me guste más.

5 puntos: ¡Lo adoro! Cumple su función de maravilla, es un placer usarlo, y se ha ganado su sitio en mi rutina de belleza.

 

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Leave a Reply

4 Comments on "Review-bambú: brochas Ecotools y gel de bambú de TONYMOLY"

¡Gracias por comentar!

Sort by:   newest | oldest | most voted