A prueba de verano: leche solar FPS 50 de Mercadona + infaltables de la temporada

Leche solar SPF 50 de Mercadona

Curiosamente, a pesar de que me paso el año esperando el verano con ilusión, también soy de la opinión de que los parientes, los jefes y el sol, entre más lejos, mejor… por lo demás, me gusta el tiempo que invita a salir, a darse a la mala vida con gente escogida… y como mi tolerancia al calor es elevada 😈 me encanta el Schadenfreude que me produce ver a medio mundo sufrir como sufro yo en invierno, mientras yo estoy en plan:


via GIPHY
Pero bueno, a lo que iba: no hace mucho estaba usando la leche solar FPS 50 del Mercadona que, si bien me pareció buena para salir del paso, no me acabó de entusiasmar, más que nada por lo pegajosa que se siente al aplicar en los días de más calor. Además, aunque normalmente no me importa demasiado el alcohol en productos corporales, tampoco es que me haga mucha gracia, sobre todo cuando está tan arriba en la lista de ingredientes.

Aún así, al verla en el súper me acerqué a echarle el guante, porque es económica y yo las pantallas solares las gasto como agua… pero vi entonces que tenían también ésta de la misma línea solar, y cambié de opinión.

Leche solar FPS 50 de Mercadona para pieles sensibles

Leche solar FPS 50 de Mercadona para pieles sensibles

Leche solar FPS 50 de Mercadona para pieles sensibles

Yo tengo lo opuesto a una piel sensible, así que no tengo manera de comprobar si esto es así o no. A priori, sí es cierto que esta leche solar FPS 50 de Mercadona no contiene alcohol, parabenos o fragancias, aunque así a bote pronto, y sin saber mucho del tema, creo que los filtros químicos que lleva muchas veces no le van demasiado a ese tipo de pieles.

En la botella esta pantalla huele ligeramente plasticosa, pero una vez aplicada no huele a nada… y no había caído en ello antes, pero la otra versión tiene un dejo de alcohol bajo el aroma original, que se me hizo más notorio desde que alguien me dijo que le olía un poco a alcohol.

Por otra parte, al igual que el producto anterior, ésta crema solar la fabrica una empresa alemana para el súper, en este caso la empresa Mann & Schröder bajo su marca Dulgon; por lo tanto, es elaborada en la UE y no ensayada en animales.

El precio es también bastante asequible, si no recuerdo mal costó los mismos 6 ó 7€ que la pantalla normal, si bien ésta trae menos, unos 250ml frente a los 300 ml de esa versión. Por mí bien, ya que el envase también pone que no contiene conservantes (lo cual afortunadamente no es del todo cierto: hacia el final pone que incluye caprylyl glycol y caprylhydroxamic acid, que tengo entendido que se emplean como alternativas de menor riesgo a los parabenos; yo ni loca usaría ningún producto formulado con agua que de verdad no incluyera algún tipo de conservante). En cualquier caso, tengo intención de acabar este producto bastante rápido.

 

leche solar Mercadona

Aqua, Octocrylene, C12-15 Alkyl Benzoate, Glycerin, Butyl Methoxydibenzoylmethane, Ethylhexyl Salicylate, Titanium Dioxide (Nano), VP/Hexadecene Copolymer, Acrylates Copolymer, Tocopheryl Acetate, Diethylamino Hydroxybenzoyl Hexyl Benzoate, Dimethicone, Silica, Hydrogen Dimethicone, Phenylbenzimidazole Sulfonic Acid, Acrylates/C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer, Caprylyl Glycol, Caprylhydroxamic Acid, Sodium Hydroxide, Tetrasodium EDTA. Ver análisis en CosDNA.

Para mí, la ventaja principal que tiene esta pantalla frente a la anterior es su consistencia: se siente un poco menos pegajosa y más fluida y fácil de extender que la leche solar normal; ésta última, por la consistencia, me da la impresión de ser más para nadar o practicar actividades al aire libre.

En cambio, esta leche solar pone que es extra resistente al agua, y a mí me parece que comparada con la “versión original”, ésta es un poco más fácil de retirar en la ducha (y posiblemente también dentro de la piscina, el mar, etc.); en resumen, que me parece mejor ésta leche solar para usar a diario en la ciudad. En cualquier caso, ya sabéis que lo que funciona con las pantallas, sean las que sean, es aplicarlas sin escatimar, cubrir bien todas las superficies expuestas y reaplicar con frecuencia.

¿Volvería a comprar la leche solar FPS 50 de Mercadona?

Con ésta sí lo tengo más claro que con la anterior, que no me importaría repetirla en cuanto se acabe, ya que es barata, fácil de hallar y agradable de usar. Le doy por lo tanto 4 puntos.

1 punto: ¡No! Nunca más, ni aunque me lo regalasen, o me pagasen para usarlo.

2 puntos: Dejé de usarlo tras el período de prueba y es muy improbable que lo compre otra vez. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí personalmente no me sirve en absoluto.

3 puntos: Ni frío ni calor. Terminaré el envase que compré, pero dudo que repita. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí no me ha servido de mucho.

4 puntos: Me gusta. Está bastante bien y cumple su función. Es posible que repita, si no encuentro algo que me guste más.

5 puntos: ¡Lo adoro! Cumple su función de maravilla, es un placer usarlo, y se ha ganado su sitio en mi rutina de belleza

Mi contorno de ojos antiarrugas favorito

El otro día alguien me dijo que no se me notaba mi edad en los ojos, y de inmediato di con el porqué: mi contorno de ojos preferido, que uso religiosamente desde que era una cría, y que os muestro a continuación.

Gafas de sol Hawkers

Mi contorno de ojos de día… éste en particular es el que llevo usando desde hace un par de años.

Vale, vale, no es un poti, ni es éste un blog de moda, pero me ha parecido importante hacer el apunte, ya que en cierto modo, lo considero un aliado muy importante en el cuidado de una zona tan delicada, y que acusa tanto el avance de la edad como los ojos.

Yo casi siempre he vivido en climas cálidos y soleados, y además uso lentillas desde muy joven, por lo que para mí este complemento no es tal, sino una necesidad. Hay días que no soy capaz de andar por la calle sin gafas de sol que me protejan la vista (razón por la cual suelo llevar éstas + par de repuesto en el bolso).

Y muestro éstas de Hawkers (que seguramente más de una estará hartita ya de ver esta marca por las redes a estas alturas) porque son las que suelo usar, pero quien dice este par de gafas, dice también cualquier otro que tenga garantía de protección UV alta (es decir, que yo para este fin no me fiaría de las que dan en la gasolinera al llenar el tanque).

En fin, esto lo comento como recordatorio de la importancia de usar todos los medios a vuestro alcance para protegeros de la radiación, no sólo cosméticos, ya que ninguna pantalla es capaz de ofrecer protección UV al 100%: hay que hacer uso de gafas, mangas largas (en la medida de lo soportable, claro está) y de la sombra, que se está allí muy bien 😎🍹.

arcilla blanca caolín

Arcilla blanca caolín

Arcilla caolín (o también, polvos mágicos salvaveranos)

Llevo ya semanas pensando en que entre tanto poti y tanta marca, hay en mi arsenal un elemento bastante humilde, del cual no he hablado aún en este blog, pero sin el cual mis veranos serían menos soportables: arcilla caolín de uso cosmético.

Ésta en particular la compré en una tienda de insumos para elaboración de cosmética casera, pero por lo general se puede hallar en herbolarios y sitios de cosmética natural; yo la última vez compré un saco de medio kilo y me está durando la vida, aún tras haberle regalado algunos botecitos a amigas y familia para su uso. Hace falta muy poca cantidad, y yo la empleo para todo:

  • para hacerme mascarillas, con un poco de agua destilada (sólo agua limpia y purificada, no se os ocurra hacer lo que yo un día, y mezclarla con un culín de tónico facial que quedaba por gastar 🔥). Hay quien recomienda también echar una gota o dos de algún aceite esencial, pero yo cada vez desconfío más de éstos supuestos “hacks” de cosmética… pienso que si no tienes experiencia o formación en el empleo de aceites esenciales, es mejor dejárselos a quien sí la tiene. En cambio, una simple mascarilla de caolín sin adornos ni firulillos ni pretensiones de grandeza, me deja los poros limpitos por unos días y la piel descongestionada.
  • para empolvarme la cara. Y no, no quedo con cara de máscara kabuki, ya que una aplicación muy leve de polvo no se nota en mi piel, y como la arcilla caolín es tan absorbente (y por lo tanto, nada recomendable para pieles resecas), un velo muy ligero basta para absorber brillos molestos en días que no me apetece maquillarme… aunque naturalmente, esto sólo lo aconsejo en función de lo morena que estés.
  • como champú en seco. Alguna vez he usado ese tipo de productos en spray y no me han convencido demasiado. Así que si se me olvida lavarme el pelo, puedo aguantar una jornada más con aspecto presentable espolvoreando un poquitín de nada en el pelo (en este caso sí que debo tener mucho cuidado y mano liviana, ya que mi pelo es casi negro en la raíz) y cepillando.
  • para recubrir el puente y el marco de las gafas: una capa muy finita, de modo que no deje rastro en la cara, y ya no se me bajan las gafas por la nariz, da igual que fuera esté a 40º.

Yo por lo general me he vuelto bastante atea de los “atajos” de cosmética, de mejunjes caseros de belleza, y de sacarme truquis de la alacena (y si queréis saber por qué, el enlace que os pongo abajo lo ilustra algunas de las razones bastante bien, a pesar de estar en inglés), pero éste es uno de los pocos cuya valía tengo confirmada.

Y vosotras ¿tenéis vuestros indispensables de verano? ¡Contádmelos!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Leave a Reply

4 Comments on "A prueba de verano: leche solar FPS 50 de Mercadona + infaltables de la temporada"

¡Gracias por comentar!

Sort by:   newest | oldest | most voted