Cuidados pre-BBC: mascarillas MediHeal Dress Code Blue y SexyLook

mascarillas Mediheal Dress Code Blue y SexyLook

Mascarillas Mediheal Dress Code Blue y SexyLook Black Mask

En temporada alta de Bodas, Bautizos y Comuniones no viene mal tener a mano alguna ayudita, y una que me gusta para estos fines es una sesión de sheetmasking. Hoy os traigo reviews de estas dos, aunque desde ya os adelanto que, tras probar ambas mascarillas, las recomiendo ambas sin reservas para preparativos pre-evento.

mascarilla MediHeal Dress Code Blue

mascarilla MediHeal Dress Code Blue

Mascarilla Mediheal Dress Code Blue

Aunque se puede conseguir online en cualquier tienda de cosmética asiática, esto lo pillé en el aeropuerto de Seúl, donde me tocó hacer una breve escala durante un viaje.

Y menos mal que fue breve, porque muy cerca de la sala de embarque tenía una tienda de cosmética, y tuve que cogerme de una oreja y sacarme a rastras a mí misma, antes de intentar arramblar con media tienda. Total, que no salí indemne y esta caja de 10 mascarillas se vino conmigo.

Las que seáis aficionadas a la cosmética coreana ya tendrán más que vista esta mascarilla y a sus hermanas; la MediHeal Dress Code Blue es para aportar hidratación a pieles secas o deshidratadas, mientras que las otras mascarillas de esta gama, que no he llegado a probar, tengo entendido que son para calmar y tonificar (Dress Code Violet), combatir los signos de la edad (Dress Code Red), e iluminar y unificar el tono de la piel (Dress Code Black).

Por lo que he podido averiguar, esta marca tuvo su origen en una escuela de estética de bastante renombre, y eso se nota en el rollo “spa glam” y el diseño lúdico de las mascarillas.

Mascarilla MediHeal Dress Code

¿Mami po ke no me pinta a mi Velaske? Dime ke soi guapa…

A mí normalmente no me van mucho esas sheetmasks algo infantiloides, con dibujos y caras de animales y tal, yo lo que les pido es el tratamiento para mi piel… seriedad, por favor. Sin embargo, no puedo dejar de admitir lo monas que son estas… me daban hasta ganas de ponerme unos chapines para pasearme por la casa con mi antifaz de carnaval barroco.

Además, la mascarilla está hecha y bien hecha para que la piel absorba la hidratación por más que se resista (porque, por curioso que resulte, mi piel deshidratada a veces es algo recalcitrante para beberse el tratamiento que a todas luces necesita, cosa que mí no entender… )

El caso es que el tejido es bastante consistente y se ajusta muy bien al rostro, y encima la esencia viene cargadita de glicerina, ácido hialurónico y colágeno entre los primeros ingredientes  (no son los únicos elementos hidratantes, pero sí los que están más arriba en la lista y los demás no son pocos). Además esto trae esencia para darte un baño: la mascarilla viene más que empapada, de modo que le la puedes dejar fácilmente casi una hora para máxima hidratación, y luego lo que queda en el envoltorio da para un par de días aplicándote esencia en rostro, cuello y manos… nada mal.

mascarilla MediHeal Dress Code

Water, Glycerin, Butylene Glycol, Sodium Hyaluronate, Hydrolyzed Collagen, Xanthan Gum, Carbomer, Tocopheryl Acetate, Disodium EDTA, Panthenol, Trehalose, Betaine, Sea Water, Bambusa Vulgaris Extract, Lilium Candium Bulb Extract, Adansonia Digitata Leaf Extract, Opuntia Ficus-Indica Extract, Salvia Officinalis Leaf Extract, Lavanda Angustifolia Flower Extract, Rosmarinus Officinalis Extract, Chamomila Recutita Flower Extract, Cymbopogon Schoenanthus Extract, Squalane, Punica Granatum Fruit Extract, Ficus Carica Fruit Extract, Morus Alba Fruit Extract, Gingko Biloba Nut Extract, Methylparaben, Portulaca Oleracea Extract, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Beta-Glucan, Allantoin, Triethanolamine, Polysorbate 80, Adenosine, Fragrance. Ver análisis en CosDNA.

Naturalmente, esto se nota al quitar la mascarilla y después… ¿conocéis el concepto chok-chok, ese tan cacareado en la cosmética coreana? Para quienes no andéis mucho por esos andurriales, la expresión chok-chok se emplea para denominar ese aspecto elástico, juvenil y radiante de la piel que rebosa hidratación y suerte en la lotería genética.

Bien, pues ese efecto es el que deja esta mascarilla al retirarla y al día siguiente, así que es algo muy a tener en cuenta para antes de asistir a una boda o evento al que procurar ir con “buena cara” para las fotos.

mascarilla SexyLook Black Mask

Mascarilla SexyLook Black Mask para hidratación intensiva.

Mascarilla negra SexyLook para hidratación intensiva

En principio, esta mascarilla negra de SexyLook es hidratante… y digo en principio, porque no tengo ni zorra de lo que pone en la caja de 5 mascarillas que compré en Hong Kong, y salvo un trocillo en inglés está toda en sinogramas y kana (¿japonés? ¿mandarín? ¿hokkien taiwanés? 😓 Que cosa mala es la ignorancia… )

Pero bueno, el caso es que buscando un poco en internet, vi que esta mascarilla, al igual que la anterior, es para hidratar pieles sedientas… menos mal. En realidad, tampoco es que me preocupara mucho esta profunda duda filosófica, ya que tenía ganas de probar esta marca taiwanesa tras cotillear algunos blogs y foros de discusión de cosmética asiática, y ver que está bien considerada en ese mundillo.

El motivo de que esta mascarilla sea de tejido negro y no blanco como las de toda la vida lo desconozco, pero por lo que he podido averiguar lleva carbón activado en su composición, tan de moda últimamente en cosméticos (no os asustéis, no mancha nada).

El tejido es bastante grueso y denso, y el corte y ajuste de la mascarilla muy bueno, es muy cómoda de llevar, aunque no está TAN empapada en esencia como la anterior (curioso, puesto que esto pone que lleva 28ml de esencia, mientras que la anterior lleva 27ml). Aún así, ésta mascarilla aporta un chute bastante notable de hidratación.

Ver análisis en CosDNA.

Más aún, las veces que la he usado, además de notar la piel nutrida y elástica, me la veo también como más clara… no sé si es una ilusión óptica al retirar el tejido negro, pero el caso es que el ligero efecto iluminador perdura un rato. Curiosamente, dentro de esta misma gama de mascarillas negras SexyLook hay una que sí está diseñada para aclarar/iluminar la piel, y tengo la impresión de que esta se comporta de manera algo similar.

Total, que ninguna de estas mascarillas hace nada muy asombroso o fuera de lo común para lo que son este tipo de tratamientos, pero lo que tienen que hacer, que es hidratar, lo hacen muy bien. Yo generalmente soy más partidaria de una rutina regular de cuidados que de mascarillas, pero reconozco que de vez en cuando no están nada mal; creo que ambas se merecen 4.5 puntos.

1 punto: ¡No! Nunca más, ni aunque me lo regalasen, o me pagasen para usarlo.
2 puntos: Dejé de usarlo tras el período de prueba y es muy improbable que lo compre otra vez. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí personalmente no me sirve en absoluto.
3 puntos: Ni frío ni calor. Terminé el envase que compré, pero dudo que repita. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí no me ha servido de mucho.
4 puntos: Me gusta. Está bastante bien y cumple su función. Es posible que repita, si no encuentro algo que me guste más.
5 puntos: ¡Lo adoro! Cumple su función de maravilla, es un placer usarlo, y se ha ganado su sitio en mi rutina de belleza.

Por último, una recomendación adicional…

Hace mucho que no hago viernes de divagaciones, con lo que me gustan… para las que os asoméis nuevas al blog, os aviso que el viernes es el día que suelo dedicar a sacar un poco los pies del tiesto, y hablar de cosas ajenas a las reviews de cosmética.

La vuelta al mundo en 80 cementerios

“La vuelta al mundo en 80 cementerios” de Fernando Gómez.

Pero bien pensado, para mí hay pocas cosas que vayan más con una sesión de mascarilleo y relax que un libro… así que hoy le hago sitio a uno que me ha gustado mucho (o dos, incluso, ya que, si os da curiosidad, en la versión en inglés de este blog he puesto en este post una review de otro libro en ese idioma).

“La vuelta al mundo en 80 cementerios” de Fernando Gómez

Venga, alegría, alegría, que estamos en el mes de las flores… lo cierto es que me encantan estas cosas algo siniestras, aunque si no os van demasiado las temáticas oscuras y torturadas, aquí en realidad tampoco vais a encontrar nada de eso.

Éste libro, como deja ver el título, es una serie de viñetas con las impresiones del autor sobre curiosidades de cementerios conocidos, y no tan conocidos, que llegó a visitar en los cinco continentes.

A mí me atraen los cementerios y el arte funerario, además de las historias truculentas de sitios embrujados y cosas así, así que por supuesto en cuanto vi este libro decidí que sería mío sí o sí, y no me decepcionó, no obstante la falta de espantos y apariciones en la obra.

El caso es que si no os van esos temas cuarto-milenarios, pero sí los relatos de viajes y culturas, y pequeñas historias de gente anónima (y alguna que otra más conocida), creo que este libro os puede gustar. Es muy entretenido y se lee en un santiamén, perfecto para tardes de lluvia y vaguería en el sofá.

newest oldest most voted
Noelia Cano
Guest
Noelia Cano

Justo vi esa obra en la Feria del libro de mi centro. Me han parecido muy interesantes las dos mascarillas y me ha hecho mucha gracia imaginarte con la primera y los chapines XD.
Un besito!

Alicia
Guest

Me da que yo tambien hubiera picado y varias veces si estuviera esperando en el aeropuerto al lado de una tienda de cosmetica… Tendre en cuenta tus consejos que tengo alguna celebracion tambien 🙂 Y el libro tiene pinta de que me va a gustar, que interesante parece, gracias por la recomendacion!
Besos!