Post vainillero: Nuit Vanille de Yves Rocher + L’Occitane Bouquet de Vanille

L'Occitane Bouquet de Vanille y Nuit Vanille de Yves Rocher
Nuit Vanille de Yves Rocher aceite de ducha y EDT, crema y bálsamo L’Occitane Bouquet de Vanille.

La de hoy es una entrada especial para gente vainillera, aprovechando lo que pueda quedar de fresco de este abril-aguas-mil que hemos tenido… en mi caso, la vainilla es de los pocos aromas gourmand que me encantan casi de cualquier modo, de modo que hoy traigo reviews avainilladas de L’Occitane e Yves Rocher.

L’Occitane Bouquet de Vanille bálsamo labial y crema corporal.
Crema y bálsamo L'Occitane Bouquet de Vanille
Crema corporal y bálsamo labial L’Occitane Bouquet de Vanille.

Ya había usado en otras ocasiones los bálsamos y cremas de karité de L’Occitane, y aunque son pelín caras, al cabo del tiempo vuelvo a picar… el caso es que me gusta la consistencia de este bálsamo labial, algo así a medio camino entre bálsamo y gloss; lo cual es curioso, ya que normalmente soy poco partidaria de los glosses.

No obstante lo anterior, este bálsamo a mí me resulta reconfortante, no molesto ni pegajoso, y me gusta el brillo que le da al pintalabios cuando uso ambos a la vez. El aroma es más bien leve (menos mal, ya que no es exactamente de vainilla, sino floral con un toque de vainilla… más sobre esto abajo), y el efecto hidratante es muy duradero, de modo que no siento la necesidad de reaplicar más de una o dos veces al día.

Y como esto en su momento era un pack, junto con el bálsamo venía la crema corporal Ultra Soft a base de karité. Esta hidratante me encanta, y creo que me gustaría aún más si el aroma fuera un poco más duradero, pero bueno… esta crema corporal, que al principio da la impresión de que va a ser como una manteca, es de textura más bien ligera: se absorbe pronto y deja la piel con buena sensación.

Tanto es así que es de las hidratantes corporales que más rápido he acabado (soy algo vaga para ponerme crema, y normalmente me lleva la vida acabar con un envase). Sí aviso a las vainilleras más hardcore que la crema no huele exactamente a vainilla, es más bien como aroma floral-tiaré-vainilla, en ese orden; por mí perfecto, a mí como más me gusta la vainilla es combinada con otras notas.

Ver análisis en CosDNA: Crema corporal · Bálsamo labial.

¿Volvería a comprar la crema y bálsamo L’Occitane Bouquet de Vanille? Seguramente, aunque en el caso de la crema corporal, prefiero esperar a las rebajas, ya que como os digo, normalmente la veo algo cara para lo que es, por mucho que me guste usarla. Aún así, tanto el bálsamo labial como la crema corporal creo que merecen sus 5 puntos completos.

Eau de toilette y aceite de ducha Nuit Vanille de Yves Rocher

Tras mucho, mucho tiempo de haberme resistido a entrar a una tienda de YR, al final volví a caer… me gustan mucho sus gamas de baño y perfume, y la última vez me hice con el pack de colonia y gel de baño Nuit Vanille.

El aceite de ducha Nuit Vanille de Yves Rocher es curioso, ya que al elegirlo pensé que se trataba exactamente de eso, de un aceite corporal para aplicar tras el baño y de salir de la ducha con la piel suave, pero sin morirte de frío (este producto lo usé en invierno, época en que me falta el valor para ponerme crema tras la ducha, por mucho que lo pida mi piel).

En realidad es algo así a medio camino entre un aceite y un limpiador en gel, de modo que hace una (leve) espuma al contacto con el agua; así pues, no es que funcione como un aceite nutritivo, es más bien para ducharse sin resecar la piel. El aroma a vainilla y almíbar es un encanto, y es una lástima que no dure más allá del momento de la ducha.

Así pues, si el objetivo es salir del baño perfumadita y tal, hay que echar mano de la colonia Nuit Vanille. Según el envase, esta es una fragancia de vainilla con toques cítricos, pero estas notas yo no se las encuentro: como apunté antes, a mí me huele a vainilla y a almíbar con un toque tostado, y quizás también un pelín a madera, lo cual le modera el dulzor y lo hace más adulto.

Por otra parte, aunque esto suena más como una fragancia para invierno (que lo es), a mí me parece que vale perfectamente para la primavera y los días algo más cálidos, más que nada porque es bastante liviana, y sin mucha proyección ni duración: al cabo de una hora o así ya no lo siento, es casi como una bruma post-ducha, y así es como he acabado usándola.

Ver análisis en CosDNA: eau de toilette y aceite de ducha.

¿Volvería a comprar el EDT y aceite de ducha Nuit Vanille de Yves Rocher? Probablemente no, pero no porque no me hayan gustado, sino porque soy poco dada a repetir fragancias, y esta, aunque me ha gustado bastante, no me resulta especialmente memorable.

No obstante, si encuentro el aceite de baño y EDT en otra fragancia, seguramente me lanzaría sin pensármelo mucho, entre otras cosas porque la relación calidad-precio en este caso me parece estupenda. El caso es que tanto al EDT y aceite de ducha Nuit Vanille de Yves Rocher le doy 4.5 puntos.

Bonus track
Medias con costura What Katie Did.
Medias con costura de What Katie Did.

No suelo poner cosas de moda en mis redes (y mira que es otro tema del que soy fanática), pero es que hace nada redescubrí mi intensa relación de amor-odio con las medias con costura trasera, y se lo tenía que contar a alguien… chicas, no seáis víctimas de la moda como yo, pero si os puede el rollo vintage y retro (me confieso culpable, y ya puesta, que volveré a caer una y otra vez), de este tipo de medias os tengo que decir:

  • A favor: sexys, lo son un rato… la sangre ajena alteran, vaya que sí, y si ya son de las que llegan al muslo y hay que sujetarlas con ligas, siniestro total 😏. Ojo, si no es con un portaligas que tenga al menos 6 tiras (mejor si son 8), ni lo intentéis… ya veréis por qué…
  • En contra, muy en contra: cada 5 minutos o así hay que estar enderezando las dichosas costuras para que queden bien; con un portaligas de 8 tiras igual son 15 minutos.

Y si encima son como las medias auténticas de antes (es decir, de punto fully fashioned, un método de fabricación que supongo que tendrá traducción al español, pero no la sé…), hay que estar todo el día alisándolas, porque se arrugan… que cruz, con razón se extinguieron a todos los efectos prácticos.

PD: os vuelvo a decir que no lo intentéis en casa, pero si sois obstinadas como yo, o simplemente os da curiosidad, estas que muestro en la imagen son las medias fully-fashioned con costura, de la marca inglesa de lencería retro What Katie Did.

1 punto: ¡No! Nunca más, ni aunque me lo regalasen, o me pagasen para usarlo.
2 puntos: Dejé de usarlo tras el período de prueba y es muy improbable que lo compre otra vez. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí personalmente no me sirve en absoluto.
3 puntos: Ni frío ni calor. Terminé el envase que compré, pero dudo que repita. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí no me ha servido de mucho.
4 puntos: Me gusta. Está bastante bien y cumple su función. Es posible que repita, si no encuentro algo que me guste más.
5 puntos: ¡Lo adoro! Cumple su función de maravilla, es un placer usarlo, y se ha ganado su sitio en mi rutina de belleza.

¡Gracias por comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

newest oldest most voted
Diana
Guest

Jajaja, a mi es que esas medias me dan pereza y al final llevo pantis.
Sobre la vainilla, me declaro super fan, aunque llevo un tiempo en que apenas utilizo cosas que la llevan por terminar otros.

¡Un besote!