Inglot AMC Cream Concealer
Maquillaje

Al fin acabados: Inglot AMC Cream Concealer y Becca Ultimate Coverage Complexion Crème

Inglot AMC Cream Concealer & Stick Foundation, Becca Foundation
Inglot Stick Foundation, Becca Ultimate Coverage Complexion Crème, Inglot AMC Cream Concealer

Hace mil años que no hago reviews de bases y correctores… me duran la vida y eso que son cosas que uso con bastante frecuencia, no sé como hay gente que tiene varios abiertos a la vez durante meses y años ¿y las fechas de caducidad? 

En fin, los dos primeros productos que os enseño hoy ya les he dado fin, o casi, por lo que me despido de ellos formalmente en esta entrada y comienzo con otra cosa, que os mostraré a su debido tiempo, quizás en algún momento antes de 2030 😛

Becca Ultimate Coverage Complexion Crème
Becca Ultimate Coverage Complexion Crème
Becca Ultimate Coverage Complexion Crème

Esta base la pesqué hace bastante en unas rebajas de Sephora, en la que por un milagro, encontré una adecuada para mi tono; normalmente se queda por vender el stock en los tonos más claros y más oscuros (y más rosados), y por fortuna para mí, el tono Shell es medio-claro con un subtono amarillo/neutro.

Personalmente, Becca Ultimate Coverage Complexion Crème es un “sí pero no”, al menos en esta etapa de mi vida: esta es una base para pieles mixtas a grasas, que me habría venido de perlas cuando tenía veintitantos años y brillos a porrillo (cosa que detestaba en mi juventud, y ahora se ha puesto de moda bajo el concepto “efecto glass skin”, porque la vida no es justa). 

Ahora con casi cuarenta, mi piel tiende a resecarse con una facilidad que aún me sorprende, excepto en verano, cuando esta base le va mejor a mi piel, si no fuera porque entonces me queda un pelín clara. 

Como no me gusta desperdiciar las cosas, ni tener muchos potingues abiertos, he seguido usándola incluso en los meses fríos, cuando me cuesta más que quede bien en mi piel reseca, porque si no aplico suficiente SPF hidratante previamente, es muy fácil que quede acartonada, cosa que odio y que me echa todos los años del mundo encima; además, si no vais con cuidado y aplicáis de más, esto parchea como un demonio y tardas la vida en difuminar con dedos y brocha. Total, que esto como no vayas con cuidado, puede ser fácilmente el careto de Bette Davis como Baby Jane en botella.

No obstante, si esto no es un problema para vosotras y buscáis una base que ante todo sea cubriente, ésta cumple con ese objetivo: con muy poquita cantidad basta para uniformar el tono de la piel, y de hecho, me vino muy bien para eso hace muy poco; por una serie de motivos que no vale la pena detallar, mi piel se volvió loca este invierno, y durante un tiempo se puso muy roja y reseca. Yo no tengo rosácea, pero mi piel sí tiene tendencia a mostrar rojeces que cuesta que se vayan.

Becca Ultimate Coverage Complexion Crème swatch
Becca Ultimate Coverage Complexion Crème – tono «Shell».

Total, que si tenía que ir a algún sitio y no me apetecía ir con la cara como el emoji este 😡, o mas bien como el emoji namahage 👹, esta base cubre las rojeces casi por completo (previa aplicación de hidratante con llana de albañil); casi, porque como os digo, no conviene aplicar de más, sobre todo en una piel con resequedades, y en todo caso, con poca cantidad ya basta para hacer el trabajo.

En todo caso, la marca ha ido reemplazando esta base con otra formulación más reciente, la Ultimate Coverage 24 Hour Foundation en el envase transparente, aunque la Becca Ultimate Coverage Complexion Crème aún se consigue en algunos puntos de venta con descuentos hasta agotar existencias.

Por lo tanto, si dais con ella a buen precio, tened en cuenta que lo más probable es que solo le vaya bien a una piel joven y con tendencia a los brillos. En mi caso, para uso puntual en los meses cálidos, o para mi piel grasa de diez años atrás, no me cabe duda que habría sido otra cosa, pero no creo que lo intente con su hermana más joven. Así que a la Becca Ultimate Coverage Complexion Crème le doy 3 puntos.

Becca Ultimate Coverage Complexion Crème INCI
Becca Ultimate Coverage Complexion Crème: Dimethicone, Aqua, Phenyl Trimethicone, Trimethylsiloxylicate, PEG/PPG-18/18 Dimethicone, Aluminum Starch Octenylsuccinate, Isonyl Isonoanoate, Butylene Glycol, Silica Dimethicone Silylate, Isododecane, Dimer Dilinoleyl Dimer Dilinoleate, Glycerin, Sodium Chloride, Methicone, Glyceryl Caprylate, Sorbitan Sesquioleate, Trihydroxystearin, Calcium Carbonate Polysilicone-11, Dimethicone Crosspolymer, Caprylhydroxamic Acid, Potassium Sorbate, Methylpropanediol, Disodium EDTA, CI 77891, CI 77491, CI 77492, CI 77499. Ver análisis en CosDNA.
Inglot AMC Cream Concealer

Este llevo bastante tiempo usándolo, y en general me gusta mucho: es cremosito sin resultar grasoso, muy fácil de trabajar y difuminar, y hace su trabajo de disimular cualquier rojez o granito impertinente que asome por ahí, sin exacerbar el asunto ni ponerse acartonado con el paso de las horas; quizás si fuese un pelín más cubriente sería perfecto para mi gusto.

Para lo que sí no recomiendo este corrector en absoluto es para disimular ojeras, porque para mí la pega más importante que tiene es que se acumula hasta en las líneas más finitas, esas que no sabías que tenías debajo del ojo hasta ponerte esto. 

Ya sé que eso pasa con todos los correctores, pero de los que yo he usado hasta ahora, para mí el Inglot AMC Cream Concealer es el que se lleva el primer premio al chivatazo arruguil. Yo no suelo tener muchas ojeras, normalmente con la base me suele bastar para disimular cualquier desvelo inoportuno, así que para mi uso personal no es un punto en contra muy grave, pero lo advierto.

Quizás otra pega que se le podría poner es este envase de boca ancha en el que viene, que no es lo más higiénico, aunque personalmente no encuentro que me haya dado problemas, siempre que evitemos toquetear mucho el contenido; yo prefiero sacar un poco con una brocha firme para poner en el dorso de la mano y aplicar desde ahí, sin tener que estar metiendo dedos o brocha una y otra vez.

¿Volvería a comprar el Inglot AMC Cream Concealer? Aunque es pelín caro, unos 17€, esto dura la vida aún dándole bastante caña, así que volvería a comprarlo, preferiblemente para usar en otoño / invierno, cuando me viene mejor usar productos en crema. Le doy 4 puntos.

Inglot Stick Foundation

Por último, como curiosidad y un poco también como advertencia para que no hagáis como yo, os cuento que cuando compré ese corrector, también me llevé esta base en stick de Inglot. 

Mi idea era llevar esto en el bolso para un retoquito rápido, para esas ocasiones en que estás fuera todo el día y no te da tiempo a ir a casa. El caso es que se me fue la olla y olvidé que la tenía hasta semanas después, cuando al abrirla ¡zas! Descubrí que me había llevado el color equivocado.

Por lo cual, esto sólo lo puedo usar como stick para contorneado… lo cual estaría todo muy bien, si no fuera porque es muy raro que lo haga. Supongo que si fuera aficionada a hacerme selfies, o al menos no saliera huyendo cuando alguien saca una cámara, le daría mucho más uso, pero como el contorneado (para mí al menos) es una técnica más apropiada para la fotografía, y que cuesta mucho que quede bien para ir a la comida del domingo en familia, va a ser que no. 

Inglot Stick Foundation INCI
Inglot Stick Foundation INCI: Octyldodecyl Oleate, Dicaprylyl Carbonate, Hydrogenated Polycyclopentadiene, Silica, Copernicia Cerifera Wax, Aluminum Starch Octenylsuccinate, Oenothera Biennis Root Extract, DI_PPG-3 Myristyl Ether Adipate, Polyethylene, Beeswax, Polymethyl Methacrylate, Bis-Diglyceryl Polyacyladipate-2, Ozokerite, Calcium Aluminum Borosilicate, Aqua, Caprylyl Glycol, Lauroyl Lysine, Tocopherol, Phenoxyethanol, Alumina, Hexylene Glycol, Parfum, Hexyl Cinnamal, BHT, Butylphenyl Methypropional, CI 19140, CI 77491, CI 77492, CI 77499, CI 77891. Ver análisis en CosDNA.

Así pues, de lo poco que he usado este producto, os puedo comentar que va bastante bien y es cómodo de usar para ese fin, se difumina bien y no es grasoso. En todo caso, creo que esta base ya no la vende Inglot en España, pero lo que sí os digo es que, sea el producto que sea, no hagáis como yo ¡no olvidéis revisar los productos que os lleváis antes de pasar por caja!

1 punto: ¡No! Nunca más, ni aunque me lo regalasen, o me pagasen para usarlo.
2 puntos: Dejé de usarlo tras el período de prueba y es muy improbable que lo compre otra vez. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí personalmente no me sirve en absoluto.
3 puntos: Ni frío ni calor. Terminé el envase que compré, pero dudo que repita. Podría ser justo lo que buscas, pero a mí no me ha servido de mucho.
4 puntos: Me gusta. Está bastante bien y cumple su función. Es posible que repita, si no encuentro algo que me guste más.
5 puntos: ¡Lo adoro! Cumple su función de maravilla, es un placer usarlo, y se ha ganado su sitio en mi rutina de belleza.

Yo he venido aquí a hablar de potingues.

2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Alicia
3 months ago

Hola! Esa base de Becca la tuve en la wishlist por un largo tiempo, y luego fueron apareciendo otras mil y me olvidé un poco de ella, pero creo que hoy en dia han ido saliendo nuevas bases cubrientes pero más ligeras y que resecan menos. Vamos, que no está en mis prioridades, y por lo que cuentas, menos. Que rabia lo del color del stick, yo si soy de contornear (o broncear al menos) y creo que si le daría más uso.
Un besote!

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: